Buscar
  • Felipe Fuenzalida

Las 6 claves para hacer reseñas de productos que exploten tus ventas en tu tienda online

Una buena descripción de producto va más allá de hablar sobre sus características. Debe ser lo suficientemente seductora para atraer, persuadir y vender.


Es cierto que para vender un producto en línea es necesaria una explicación detallada del mismo, pero eso no es suficiente, ya que una descripción que genere ventas debe ir mucho más allá, seduciendo con palabras. Cuando un cliente lee una reseña, es un momento crítico en la decisión de compra, por esta razón debe tener todos los elementos para ser convincente, pero ¿cómo lograrlo? Te dejo las 6 claves para hacer reseñas de productos que exploten tus ventas en tu tienda online:


1. Escribir pensando en tu buyer persona

Primero que todo, debes tener muy bien definido el tipo de cliente al que le ofrecerás tu producto para poder abordarlo de manera directa y personal. Piensa en todo aquello que podría preguntarte y ve un paso adelante ofreciendo una respuesta utilizando su lenguaje. Por ejemplo, si tu público es joven, sería un error hablar en un estilo muy serio que resulte aburrido o ajeno a su forma de expresarse. Si tu buyer persona es un alto ejecutivo, tal vez no sea buena idea hacer bromas o ser muy informal. En cualquier caso, es importante describir el producto como si fuera la recomendación de alguien en quien confían.


“Haz descripciones en que la persona pueda verse a sí mismo utilizando el producto, por ejemplo: “Podrás usarlo cuando…”, “Es ideal para cuando desees…”, “Utilízalo cada vez que…””.


2. Apuntar a las necesidades de los clientes

La ventaja de conocer bien a tu cliente es que puedes saber cuáles son sus necesidades, aquellos puntos débiles que tu producto puede satisfacer. Explica con lujo de detalles de qué forma hará su vida más placentera. Tu descripción no debe estar centrada en el producto, debe estar centrada en el cliente.


Haz descripciones en que la persona pueda verse a sí mismo utilizando el producto, por ejemplo: “Podrás usarlo cuando…”, “Es ideal para cuando desees…”, “Utilízalo cada vez que…”.


No olvides mostrar el valor agregado que distingue a tu producto de la competencia. Este puede estar relacionado con algún elemento especial en el proceso de fabricación (algodón orgánico, cosido a mano, etc.), el compromiso social de la marca, entre otros.

La publicidad dice: “Corona, desde donde quisieras estar.” No solo vendas productos, vende experiencias.

3. Apelar a las emociones

Veámoslo de este modo: cuando un contenido se vuelve viral en la red, es por su impacto emocional. No importa si es un anuncio de chicles, la gente lo comparte porque se conmueve con la historia que hay detrás. El mismo efecto tendrá la descripción de tu producto si agregas un párrafo en tono literario, en el que apeles a las emociones de tus clientes, por ejemplo: “Sabemos lo difícil que es desprenderte de tu bebé para ir al trabajo. Al regresar, compensa a tu hijo con una sesión de estimulación temprana con este producto, indispensable para su desarrollo y para fortalecer, a través de los sentidos, el vínculo entre madre e hijo, mientras ambos se relajan”. No solo vendas productos, vende experiencias.


4. No caer en clichés

“Producto de excelente calidad”, “el más efectivo para…”, “el mejor en su tipo”, “verá los resultados en poco tiempo”. Evita frases preconstruidas y que el público ha escuchado hasta el cansancio. Lo primero que un cliente hace al escuchar estas “maravillosas” frases es desconfiar. Procura utilizar palabras seductoras para los sentidos, pero sin caer en un lenguaje rebuscado. Por ejemplo:


“Para ti, uno de los más grandes placeres por la mañana es disfrutar del aroma y cuerpo de un buen café. La cafetera X te ofrece un café de grano fresco, recién molido con tan solo presionar un botón…”.

La publicidad dice: “La búsqueda ha terminado. Descubre el acceso sin llave, por Volkswagen” Procura utilizar palabras seductoras para los sentidos, pero sin caer en un lenguaje rebuscado.

5. Describir de forma detallada

A diferencia de quien asiste a una tienda, en las ventas por Internet el cliente no tiene oportunidad de observar físicamente el producto que le interesa. Por ello, es indispensable hacer reseñas de productos con la mayor cantidad de detalles en cuanto a su apariencia y características, para que así pueda hacerse una idea exacta del objeto real. Procura que las descripciones sean claras y simples, evitando datos muy técnicos.


Una importante causa de devolución de productos se debe a que el cliente no recibe lo que esperaba. Describe el color, todas sus dimensiones, peso, características físicas, beneficios, forma de uso, etcétera. Del mismo modo, se debe ser claro desde un principio con el precio del envío para evitar el abandono de carritos, así como con las políticas de devolución.


Las fotos deben ser de buena calidad, representando fielmente al producto, mostrando todos sus ángulos y con acercamiento a los detalles.


6. Utiliza un formato que facilite la lectura

La forma como acomodes el texto influirá en que un usuario lea la descripción del producto o se vaya en busca de otra cosa. Utilizar listados, subtítulos, frases y párrafos cortos, hará que el usuario se muestre dispuesto a leer lo que tengas que decir.Si quieres llevar las reseñas de productos a otro nivel, habrás comprendido que es necesario hacer algo más que hablar del producto y sus características. En cuanto domines el arte de idear descripciones emocionales, descriptivas, enfocadas al lector y orientadas a resultados, tus ventas definitivamente explotarán.

Dándolo todo desde 2017 a la fecha. © gibli.